“Acuérdate de mí, ¿vale? Existimos porque alguien piensa en nosotros y no al revés; no te olvides nunca”

jueves, 27 de diciembre de 2007

Nosotras

Ellas siempre fueron como un arco iris para mí, aparecían para dar color a una tarde lluviosa. Eran... cómo describirlo... Eran como un jardín secreto, repleto de color. Un jardín de esos que aparecen en las películas, con sus bancos de hierro y sus árboles adornados de columpios. Podías pasear por él sin miedo a nada, sin que nadie pudiera arrebatarte ninguna lágrima. Un jardí donde podías guardar todos tus secretos y ahí yacerían siempre.
Eran como unas de aquellas pocas chicas que lo daban todo sin pedir nada a cambio, creo. Siempre estaban dispuestas a ayudarse mutuamente, a robar alguna que otra sonrisa entre nosotras. Y las lágrimas... Las lágrimas las guardábamos en una cajita de plástico de un color amarillo transparente. La enterramos en nuestros recuerdos y prometimos volver juntas a por ella, un día lejano de nuestras vidas.
Cuando caminábamos las cuatro, sin rumbo alguno, evitábamos que la prisa recorriera las calles que pisábamos. Siempre dábamos color a las hojas de los árboles. Coleccionábamos el aliento con el que cada invierno jugábamos a ver quién de nosotras conseguía echar más, mientras frotábamos las manos vestidas por los guantes de lana, para evitar que el frío se apoderara de nuestros movimientos. Solíamos parecer imanes, siempre abrazadas para darnos un poquito más de calor y sentir la magia del “juntas para siempre”.
Por eso decidí fotografiar este momento, a ellas, porque la magia todavía baila por alguno de nuestros sueños.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas, soy Juan Sebastián desde Medellín Colombia y hace un momento me acabo de enterar de usted por medio del blog de Susana (el de un programa de televisión que presentan en su país) y no, sólo basta decir que me atreví a leer sus escritos y me guastaron y no sabiendo por qué me llamaron mucho la atención. Me gustaría seguir conociendo sus historias, son muy conmovedoras y bonitas la verdad. Muchas Felicidas, que buen trabajo.

Este es mi correo por si quieres hacer algún tipo de compañía juserocu@hotmail...

No siendo más me despido felicitándola una vez más por ese bonito trabajo y desándole mucha suerte

Hasta Luego

Julia dijo...

¡¡Sandriii!! ¡Qué ilusión me han hecho tus comentarios!, de verdad.

Me ha encantado este texto. La amistad es uno de los más preciados regalos que tenemos cada uno de nosotros ¿no crees?. Me ha recordado a mis amigas y a mí los viernes por la tarde. Qué tiempos aquellos.. En fin.

Un besazo guapísima.

P.D: ¡"Pisando charcos" también! jeje. Como la foto es sólo tuya, tú me dirás si la debo quitar o no, ok?. Besiiis.

Anada dijo...

Tú sí que eres magia... Besitos.